Cortex (2014)

Arte y ciencia se combinan a lo largo de toda nuestra historia de vida, conformando las más complejas teorías morfofuncionales que inervan al engranaje natural. Ambas se dicen mutuas causas y efectos, y aunque condenadas a no entenderse, siguen investigando la cosmogonía universal con lenguajes semánticamente contrarios. Lo que es bello para una, suena a folículo para la otra. Lo que es verdad se transforma en incertidumbre. Y así, mil nombres de todos ellos y significados de sí mismos. Acráticos o regulantes, credulinos o clastinantes. Su origen viene de muchos sitios, y su rumor son chillidos ya insoportables.